Somos una corporación sin fines de lucro en Santiago de Chile. Educamos en tenencia responsable de gatos y promovemos su adopción.

GATOS FERALES Y TNR

¿Qué es un gato feral?

Un gato feral es un gato doméstico que ha nacido o crecido sin el contacto físico de humanos, o que no ha tenido contacto con humanos en un periodo significativo de tiempo y ha perdido sociabilización, por lo que nos temen y nos rehuyen. Por lo general, un gato feral evita el contacto visual, baja las orejas y el cuerpo en signo de protección, son más visibles de noche y no maúllan ni levantan la cola al ver a un humano. Pueden mostrar algunos signos de familiaridad, pero estos comportamientos generalmente se limitan a la interacción del gato con su cuidador y solo se desarrollan después de establecer una relación en el tiempo. Esto NO significa que el gato feral sea un candidato para adopción y para vivir dentro de un hogar.

Un gato callejero, feral o mascota son todos gatos domésticos. Es decir, no son salvajes, por lo que necesitan que algún humano se haga cargo de su bienestar. La diferencia está en dos aspectos: el nivel de sociabilización y si tiene hogar o no. Un gato callejero, sin hogar, puede ser muy sociable, generalmente son conversadores y se acercan para recibir caricias. No es un gato feral, es solamente un gato sociable que no tiene hogar. Comúnmente, los gatos callejeros sociables eran mascotas y luego fueron abandonados, o bien son hijos e hijas de gatos que han sido abandonados.

Un gato callejero sociable puede ser adoptado y rehabilitado, según sea el grado de daño causado por el abandono. Es un gato que sabe convivir con humanos y que lo disfruta.

Un gato feral, en cambio, no quiere vivir con humanos. No es una mascota. Un gato feral reconoce a quien lo alimenta, pero no necesita cariño ni regaloneo. Prefiere que las personas mantengan distancia, y sus hijos e hijas probablemente serán ferales también, aunque se pueden sociabilizar si es que son capturados apenas dejan de lactar.

Los gatos ferales suelen estructurarse en “colonias”, esto significa que viven en grupos y están ubicados en un territorio concreto, donde disponen de espacios para refugiarse y de fuentes de alimentación a su alcance. Generalmente existe un cuidador o cuidadores, que son personas que se hacen cargo de su alimentación y de realizar o coordinar los operativos de esterilización. Los gatitos nacidos en una colonia feral pueden ser sociabilizados a una edad temprana y ser dados en adopción, para lo cual deben ser capturados a tiempo. Los cuidadores además velan por el resguardo de los gatos en invierno, buscan asistencia veterinaria en lo posible, informan y educan a la comunidad respecto de las colonias de gatos.

¿Qué es TNR?

TNR, del inglés Trap-Neuter-Return (Capturar-Esterilizar-Devolver), es el único método humanitario, ético, comprobado y efectivo para detener el crecimiento descontrolado de las colonias de gatos ferales. Es utilizado a nivel internacional y hoy es parte de la Ley de Tenencia Responsable de Animales de Compañía y Mascotas de nuestro país. Con esta técnica, todos los miembros de una colonia son capturados con jaula trampa (jaulas diseñadas para captura), esterilizados y devueltos al mismo territorio en donde sus cuidadores les proveen alimento, agua y refugio. Los gatos permanecen en las jaulas trampas antes y después de la cirugía, hasta que son liberados sin mayores cuidados post operatorios. La esterilización debe ser realizada por un médico veterinario con experiencia en el manejo de este tipo de gatos.

¿Qué es el “corte de oreja”?

Durante la esterilización, el médico veterinario debe realizar el corte de oreja, que es el método universalmente aceptado para identificar un gato feral ya esterilizado. Se trata del corte de 0.8 a 1 cm de la punta de la oreja izquierda del gato. Esta marca nos permite identificar fácilmente a distancia si un gato feral ya está esterilizado o no, por lo que ya sabremos que no hay que recapturarlo, y si cayera en una jaula trampa, lo soltaremos. El procedimiento del corte de oreja se realiza junto con la cirugía de esterilización bajo anestesia, no lleva suturas y no requiere cuidados posteriores.

**Según la Ley 21.020, está prohibido que cualquier municipalidad*, servicio público u ONG sacrifique animales para el control de la población de gatos (y de cualquier animal de compañía) (artículo 7°). Las municipalidades deberán dictar una ordenanza (norma general y obligatoria para toda la comuna) sobre la tenencia responsable de mascotas o animales de compañía en el territorio comunal, durante el primer semestre del año 2019**

¿Cuáles son los beneficios del TNR?

El tener una colonia de gatos controlada trae diversos beneficios tanto para ellos como para la comunidad con la que cohabitan. Al estar esterilizados baja la natalidad y con ello deja de aumentar el número de integrantes, y los comportamientos asociados al celo también bajan drásticamente, como el marcaje con orina, las peleas y los ruidos molestos.

Si observas en tu comunidad la existencia de gatos ferales, comunícalo a tu Municipalidad y ONGs que se dedican a esto, para activar operativos. Puedes informarte más sobre TNR en tnrchile.cl

**La colonias de gatos deben ser controladas mediante protocolo TNR (jaula trampa, esterilización, corte de oreja, vacuna antirrábica, retornan al mismo lugar). Las municipalidades deberán identificar las zonas o sectores con presencia de colonias de gatos y llevar un registro al efecto. (artículo 40° del Reglamento)**

próximo Publicación

Atrás Publicación

© 2020 Siete Vidas

Tema de Anders Norén