Somos una corporación sin fines de lucro en Santiago de Chile. Educamos en tenencia responsable de gatos y promovemos su adopción.

Colonias de Gatos y TNR

¿Qué es un gato comunitario?

Un gato comunitario es aquel gato sin dueño que vive al aire libre, habitualmente como parte de una colonia. Las colonias de gatos son grupos de dos o más gatos, que viven en el mismo territorio, y que comparten recursos como alimento y refugio. Los gatos comunitarios que son parte de una colonia pueden tener o no algún grado de parentesco, y serán más o menos sociables dependiendo del contacto que han tenido con humanos en su edad temprana.

Un gato sociable es el que sabe convivir con nosotros y disfruta de la compañía de los humanos. Normalmente se dejan tocar, maúllan para comunicarse con nosotros y pueden ronronear cuando los acaricias.

Los gatos que no son sociables son denominados ferales. Un gato feral no disfruta del contacto humano, reconocerá a su cuidador/a, quien lo alimenta y le da refugio, pero normalmente no se dejará acariciar y no maullará. Estará siempre alerta en presencia de un humano, por lo que nunca será un candidato para ser adoptado. Un gato feral que ya ha pasado la etapa juvenil, no debe ser forzado a sociabilizar ni ser encerrado; su bienestar está en su colonia.

Es importante aclarar, que cuando hablamos de gatos sociables y no sociables, hablamos siempre de su comportamiento con los humanos, y no de su comportamiento con otros gatos.

¿Qué podemos hacer por su bienestar?

Una colonia que tiene a todos sus miembros esterilizados, se denomina “controlada” y tiene una vida mucho más larga y armoniosa con su entorno.

La forma de controlar una colonia es el método TNR, internacionalmente aceptado por ser ético y eficaz. TNR significa Trap (atrapar con jaulas especializadas), Neuter (esterilizar con post operatorio para gatos de colonia, y corte de punta de oreja izquierda), y Return (devolver el gato a su colonia). TNR estabiliza las poblaciones de gatos al disminuir los nacimientos de nuevas camadas, como también mejora la vida de los gatos comunitarios al reducir los comportamientos asociados con el apareamiento: vocalizar, marcar territorio y pelear.

En Chile, TNR es el único método legal de intervenir una colonia. Los gatos comunitarios no pueden ser asesinados y tratados como plaga; esto está penado por la Ley 21.020 desde el año 2017.

¿Qué necesito para hacer TNR?

Preparativos: Lo primero es informarse; averigua si hay alguna organización haciendo TNR en tu ciudad, asesórate y aprende los detalles del proceso. ¡Siempre puedes contar con nosotros! Es muy importante también conversar con la comunidad, ya que es posible que los gatos comunitarios tengan un cuidador, o que los vecinos conozcan mejor la rutina, el nivel de sociabilización y el número

aproximado de gatos de la colonia. Esto te ayudará a planificar mejor y, a la vez, podrás educar a los vecinos sobre TNR y los beneficios de la esterilización.

Visita la colonia, evalúa el terreno, las edades y condiciones de salud de los gatos, y prepárate también para situaciones especiales. Ten un plan de contingencia en caso de encontrar gatos enfermos o heridos, madres con lactantes o gatos sociables, para así tomar decisiones adecuadas al momento de atrapar y preparar el pre y post operatorio.

En los días previos a la captura, es crucial establecer una rutina de alimentación, y coordinar con los vecinos para suspender el alimento por 24 horas antes de la captura (no dejes de proporcionarles agua), de manera que se interesen en el cebo que se les deja en las jaulas trampa. A su vez, es importante que busques un veterinario que tenga experiencia con gatos ferales, y que confirmes su disponibilidad. Prepara todo lo necesario: jaula trampa apta para gatos, comida húmeda de preferencia con un fuerte olor para atraer a los gatos (atún o jurel), recipientes pequeños que no estorben dentro de la trampa, cuchara, mantas para tapar las jaulas y reducir el estrés, toallitas húmedas o de papel para limpiar, bolsas de basura y diario para cubrir la superficie del auto donde los transportarás.

Captura: Sitúa las jaulas en una superficie plana, y coloca una cucharada de comida húmeda al fondo de la jaula. Puede servir rociar un poco de la comida desde la entrada de la jaula hasta el fondo para atraer al gato. Es esencial que permanezcas en silencio, tranquilo, alejado de las jaulas, pero sin perderlas de vista. Una vez que el gato ha entrado en la jaula, no trates de manipularlo, y cubre rápidamente la jaula con la manta. Coloca la jaula bien asegurada en un auto, y transporta al gato al veterinario. Nuevamente, infórmale al veterinario que se trata de gatos comunitarios, posiblemente ferales, que deben seguir el protocolo TNR de esterilización: vacuna antirrábica, suturas absorbibles, antibióticos de larga duración y corte de punta de oreja izquierda. En caso de capturar a los gatos durante la noche, es importante programarse con anticipación y disponer de una habitación segura donde los gatos puedan descansar en sus jaulas hasta el día siguiente en que serán llevados al veterinario.

Postoperatorio: Luego de la cirugía los gatos deben permanecer en las jaulas una noche, con una manta o diario por dentro y cubiertas por fuera en todo momento. Déjalos en un lugar tranquilo y seguro, y supervisa a los gatos para revisar que se recuperen adecuadamente de la cirugía. Si sospechas que hay alguna complicación como sangrado en zona operatoria, vómitos o dificultad respiratoria, llama al veterinario inmediatamente. Dales comida húmeda, esto ayuda en su recuperación, pero debes hacerlo siempre manteniendo al gato dentro de la jaula. Los gatos tienen que estar completamente despiertos y alertas antes de ser liberados.

Regreso: Devuelve a los gatos al lugar exacto donde los capturaste. Proporciónales comida y agua, y observa cómo reconocen su territorio y se reúnen con su colonia.

Tips: cuidados de una colonia

  • Suminístrales una porción de comida que asegure que no quedarán desperdicios, que puedan atraer insectos u otros animales. Mantén los espacios limpios. Los vecinos y los gatos lo agradecerán.
  • Aliméntalos preferentemente a una hora de poca afluencia de gente. No queremos atraer mucha atención por la seguridad de los gatos.
  • Siempre que sea posible, proporciónales zonas donde estén seguros y refugios para pasar el invierno.

Art. 40 del Reglamento: El post operatorio, en los casos que corresponda, será por lo menos de 24 horas y será, asimismo, vacunado contra la rabia. La devolución debe ser, necesariamente, en el mismo punto donde fue capturado.

próximo Publicación

Atrás Publicación

© 2020 Siete Vidas

Tema de Anders Norén